Zapatilla Deportiva

Consejos para Elegir tus Primeras Zapatillas de Running

Antes de elegir cualquiera de las Zapatillas de Running debes saber que las zapatillas perfectas no existen. En el mercado encontrarás modelos muy avanzado e innovadores, con características muy atractivas pero si no se ajustan a tu pie, nada de eso importa. Es por esto que nuestra tesis es precisamente escoger el zapato que más se acomode a nuestro pie y con el que mejor nos sintamos, no importa si es barato o si no es la última tendencia, lo importante es que funcione.

Acude a un Centro de Deporte Especializado

Conocer tu tipo de pisada es fundamental. Para esto puedes acudir a un centro de deporte especializado para que un experto pueda analizarla y sobre la base del resultado orientarte en cuanto a cuáles son los modelos más compatibles con tus características.

Cuando vayas a comprarla, debes probarte cada zapato, caminar por el establecimiento y cerciorarte de que sean cómodos y que no pesen. Un truco muy inteligente es llevar tus propios calcetines que usarás para correr. De esta forma podrás comprobar si el confort es bueno.

Por otro lado, siempre debes escoger un par de zapatillas que no te queden demasiado justas, porque durante los entrenamientos largos o intensos y en climas calurosos los pies tienden a dilatarse e inflamarse, y es en este momento en que necesitarán un poco de espacio extra. Por lo general lo más recomendable es comprar los zapatos en el horario de la tarde que es cuando más hinchado están los pies o comprar una talla extra.

¿Necesitas unas Zapatillas Cómodas para Correr? Entra Aquí

Las zapatillas deben ser compatibles con la actividad que vayas a realizar pues podrás imaginar que las zapatillas que se usan para hacer senderismo o para jugar pádel, note sirven igual para correr de forma habitual. Es por esto que uno de los consejos que más damos es saber para qué actividad se usarán las zapatillas. Por ejemplo, para correr lo ideal es usar unas zapatillas que tengan una buena amortiguación y que sean cómodas.

Cuando usas unas zapatillas con buena amortiguación, no corres el riesgo de lesionarte y podrás ir corrigiendo tu técnica de carrera poco a poco. Recuerda que, si no tienes mucha experiencia puede que no cuentes con una técnica lo suficientemente depurada, por lo que es normal que cuentes con algunos vicios al correr que impiden mejorarla.

Las zapatillas flexibles y amortiguadas, son ideales para las personas que no suelen practicar deporte y están en la etapa de iniciación por lo que tienen problemas para mantener el ritmo de la carrera. En cambio, las zapatillas más ligeras y con menor drop (diferencia de altura entre el talón y la puntera) y menor amortiguación son muy adecuadas para las personas que posees una buena forma física, una musculatura más desarrollada y tiene mayor flexibilidad,

Zapatillas Adidas

La Superficie Donde vas a Entrenar y el Clima

El terreno donde se entrena es uno de los aspectos que hay que tomar en cuenta, pues no es igual correr sobre césped o por la montaña o sobre el asfalto, cemento o pista. Cada una de estas superficies tiene características particulares. Para resolver este problema, actualmente se comercializan zapatos compatibles con todo este tipo de superficies.

Las zapatillas con una buena amortiguación, son ideales para correr sobre asfalto, mientras que necesitarás un par que tenga una mayor adherencia para correr por el parque o por la hierba, debido a que se necesita una mayor estabilidad. Por otro lado, las zapatillas de trail que proporcionan mayor agarre, estabilidad y protección son muy adecuadas con terrenos más pedregosos o senderos de roca.

El clima es otro de los determinantes del tipo de calzado que necesitas. Los zapatos con una buena adherencia, son perfectos para los terrenos mojados o húmedos característicos de zonas en las que llueve mucho

Tu tipo de Pisada y Estilo de Carrera

Según la pisada los corredores se clasifican en pronador, supinador o neutro. Como debes imaginar, existen ciertas diferencias entre cada tipo.

La pronación consiste en el giro que hace el tobillo hacia el interior del pie al realizar una pisada mientras corremos. Pronar es un mecanismo natural de amortiguación del peso del cuerpo. Cuando la pronación es excesiva, provocará un mayor desgaste en el borde exterior interno de nuestras zapatillas. La sobrepronación puede provocar molestias en el corredor, pero esto puede ser corregido por un tipo de zapato.

Los corredores neutros o biomecánicamente eficientes, no ptresentan una pronación demasiado acusada, más bien presentan una pisada bastante básica que logra absorber el impacto y aliviar la presión en las rodillas y las articulaciones.

La supinación se da cuando el giro del tobillo es hacia el exterior del pie durante la pisada. En este caso, la reducción del impacto al aterrizar es insuficiente y el patrón de desgaste en las zapatillas se suele evidenciar en el borde exterior externo. En cuanto a esto, no hay mucha variedad de zapatillas para ellos, debido a que solo un 5% de los corredores son supinadores. Para este tipo de corredor son ideales los calzados con una buena amortiguación y flexibilidad para corregir tu pisada.

Si quieres saber cuál es tu tipo de pisada, lo mejor es que acudas a un profesional para realizar una prueba de pisada.

Antes de elegir una zapatilla, si padeces de algún tipo de lesión crónica o puntual, debes consultar a tu médico o a un fisioterapeuta. Para las personas que suelen tener torceduras de tobillo o rodilla, son convenientes las zapatillas que aporten estabilidad, en cambio, para las que padecen de calambres o sobrecargas en los gemelos lo más aconsejable es usar zapatillas con drop alto (mayor diferencia de altura entre el talón y la zona delantera del pie).

El Presupuesto del que Dispones

En este aspecto empezaremos diciéndote que debes borrar de tu mente la idea de que caro significa mejor, porque hemos comprobado que no siempre es así. Los modelos de zapatillas pueden llegar a costar unos 200 euros, pero a pesar de su alto valor puede que para ti, no sean las mejores. Por otro lado, no gastes dinero en zapatillas muy baratas, porque se deteriorarán en un corto tiempo y a la larga te serán incómodas y habrás perdido el dinero. Lo mejor es encontrar un balance entre calidad y precio.

Zapatillas Nike

Si estás empezando, lo mejor es que empieces por un modelo de gama media, para que vayas probando. Cuando vayas más en serio y tengas más conocimiento de lo que necesitas, ya podrás aventurarte con modelos más sofisticados.

La Estructura de tus Pies y el Peso de tu Cuerpo

Tu peso corporal y la estructura de tus pies, son otros de los factores que debes tener en cuenta. En función de la estabilidad y la amortiguación, las zapatillas de running, generalmente, poseen rangos de peso recomendados. Las zapatillas ligeras con menor amortiguación son adecuadas para las personas con 65 kilos, mientras que para las que pesan más de 90 kilos, lo recomendable son unas zapatillas con una amortiguación mucho mayor.

También debes saber, qué tipo de arco de pie tienes. Para esto puedes acudir a un podólogo o bien realizar la prueba de la huella. Esto te ayudará mucho a descubrir el tipo de zapatillas que necesitas y a conseguir la mayor comodidad posible.

El ancho del pie también es un factor fundamental si quieres obtener el máximo confort. Lo más recomendable es elegir unas zapatillas que no aprieten y que tengan cierta holgura en su interior para evitar la formación de ampollas, rozaduras u otras dolencias.

Evita Cometer Ciertos Errores de Novato

La amortiguación es uno de los aspectos más importantes, pero hay que evitar que sea excesiva. De lo contrario disminuirá notablemente la percepción para adaptarnos al terreno y los músculos de los pies no se tonificarán ni ganarán fuerza.

Las zapatillas demasiado pesadas se deberán evitar por todos los medios. Estas a la larga solo traerán problemas, por lo que lo mejor es decantarse por zapatillas livianas que no superen los 300 o 400 gramos.

Sobre la puntera, te recomendamos que el ancho de la puntera sea lo suficientemente grande de manera que no sea posible que choquen los dedos con las zapatillas. De lo contrario, los dedos se deformarán, se arquearán o se montarán unos encima de otros, lo que puede generar traumatismos internos.

Qué tener en cuenta al comprar zapatillas de running

Los corredores, son las personas que más cuidado deben tener con las zapatillas. es por esto que a continuación te ofrecemos algunas ideas que puedes tomar en cuenta al comprar zapatillas de running que te permitan cuidar los pies y obtener un buen desempeño deportivo.

Cómpralas por la tarde: recuerda que es cuando los pies están más hincados.

Elige medio o un talle más de zapatillas porque al correr el pie se hincha y se desliza hacia adelante.

El ancho de la zapatilla también debe cuidarse para prevenir lesiones. Para esto puedes intentar mover los dedos.

Prueba tus zapatillas de running con ambos pies, pues siempre uno es más largo y ancho que el otro.

Mira la amortiguación de la zapatilla y escoge una zapatilla con buena entresuela y suela.

Escoge una zapatilla adaptada a tu pisada, para esto debes saber si eres pronador, supinador o neutro. En el caso de que no sepas, recuerda que puedes acudir a profesionales o comercios que prueben tu tipo de pisada.

Si utilizas plantillas pruébalas en las zapatillas a comprar para escoger un calzado que te permita su correcto uso al correr.

Lleva las medias que frecuentemente usas para correr al momento de comprar zapatillas y pruébalas con ellas puestas para saber cómo se sentirán tus dedos en movimiento con el nuevo calzado.

Busca una zapatilla flexible que al menos pueda doblarse un 30% por detrás de los dedos.

Recuerda no te dejes guiar por las apariencias. Las zapatilla de running debe escogerse por otros aspectos más importantes para tu salud y desempeño.

Te puede interesar

Deja un comentario